martes, 12 de mayo de 2015

ESCRITO DE RAFAEL PIROLLA - VILLA ELISA - 12-05-2015

Haga clic en Opciones



En el lugar donde al comienzo del siglo anterior, se consumo un "crimen de estado", 32 años después se construyó un homenaje con forma de obelisco, aunque de pequeña  dimensión. El 7 de enero de 1907, fué asesinado por el policía Felix Santacruz, el carrero Julio Modesto Gaillard, por llevar una imprenta desde Colón a Villaguay por encargo del editor Antonio Ciaspucio, quien acababa de penar dos años en la cárcel por "Injurias" al alcalde de Villaguay, Juan Severino Hermelo. Por mandato de este último, la imprenta no debía llegar a Villaguay, por lo que comisionó al comisario a cargo del destacamento "La capilla" (actual Sajarov) para que actuara a ese fín. Gaillard, oriundo del departamento Uruguay, pero residente en Villaguay, fue degollado por Santacruz, quien previamente arrojo al agua del ese día crecido arroyo Santa Rosa, el carro, los caballos y la imprenta. El crimen causo conmoción en la prensa nacional, y un repudio generalizado, pero finalmente quedo impune, pues si bien, se condeno a Santa Cruz y Hermelo, ambos pudieron salir en libertad en poco tiempo. La Unión Civica Radical, construyo un monolito en el lugar de la tragedia que inauguro el 7 de enero de 1939; es decir 32 años después del suceso. La placa se encontraba dispersa en el suelo, producto del vandalismo en un lugar desolado, en el límite de Colon y Villaguay, por lo que hace unos 20 años, en una visita al lugar, Elba y su esposo Abel Viollaz, rescataron los fragmentos, lo trajeron a su casa y posteriormente lo entregaron en custodia al museo de Villa Elisa. Después de años guardado en una caja, hoy volvió a ver la luz, a la espera de su restauración y reinstalacion en su lugar original. Un grupo de comunicadores de Villa Elisa, decidió en 2015,  revivir la historia trágica de aquel tiempo y reivindicar la gesta de  un baluarte del periodismo con Antonio Ciaspucio y a un mártir como Julio Gaillard. La foto de la placa, aun con sus faltantes, muestra lo fundamental a la memoria olvidada; la fecha; 7 de enero de 1907, cuando por una imprenta, la barbarie amparada por el estado, consumo el mas cruel y cobarde asesinato.